la vuelta más completa a la isla de hielo y fuego


Bajo los pies, la tierra palpita. Géiseres, cráteres humeantes, aguas termales, la gran falla del Atlantico. Y el silencio. Cuando Jorge Luis Borges visitó Islandia por primera vez, enseguida comprendió que aquella tierra no lo defraudaría. Llegó a la isla espoleado por un libro de poesía épica islandesa de 1270, la Saga Volsünga, que su padre le había regalado muchos años antes. Quedó tan embrujado por aquel lenguaje –el latín del Norte, como él mismo denominó– que en su primer viaje en 1971 ya era capaz de leer y entender el islandés escrito.

 

Como Borges, muchos viajeros se han sentido fascinados por un destino antes incluso de pisarlo. Islandia, con sus sagas vikingas, su Valhalla descrito en ellas, sus paisajes extraños, la fortaleza de su gente y ese clima indómito que parece sacado de un cuadro de William Turner, es muy propicia a la ensoñación. Y en efecto, como ya constató Borges, cuando uno pisa estas tierras por primera vez o por segunda o por enésima, da igual, no queda defraudado.

 

 

 



Source link

Más vistos

Descarga la guía de los Museos
Descarga la guía de los museos militares
Translate »
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
es_ESSpanish