La catedral más «griega» de España


El 3 de mayo de 1717, día de la festividad de la Invención de la Santa Cruz, se puso la primera piedra de lo que acabaría siendo el gran templo de Cádiz, la catedral de la Santa Cruz sobre las Aguas. Hizo falta más de un siglo, en concreto, 116 años, para completar la obra de esta inmensa estructura construida a pocos pasos de la orilla, dando, para algunos, la sensación de que emergía del propio océano Atlántico; de ahí su nombre. 

 

La construcción de esta catedral estuvo motivada por la intención de mostrar el esplendor económico, político y cultural que vivió Cádiz durante el siglo XVIII. El proyecto se le encargó primero al famoso arquitecto Vicente Acero, quien ideó un rompedor diseño en el que se aunaban la tradición y la modernidad, conjugadas bajo una apariencia barroca de grandes dimensiones. Sin embargo, Vicente acabó abandonando el proyecto, cansado de los comentarios y burlas de otros arquitectos, que aseguraban que era imposible llegar a construir la catedral que él había diseñado.

Catedral de Cádiz

Foto: Shutterstock

Múltiples estilos y materiales

A esta ruptura le siguió una etapa en la que varios arquitectos asumieron la dirección de la obra: primero, Gaspar Cayón y su sobrino Torcuato, después Miguel Olivares, luego Manuel Machuca y, por último, Juan Daura. Con el paso de los años, no solo cambió el estilo arquitectónico del proyecto –transitando del barroco y rococó al neoclasicismo���, sino también la situación de Cádiz, cuyo descenso económico se vio reflejado en la piedra utilizada para construir la catedral de Santa Cruz sobre las Aguas. 

 

El impecable mármol blanco con el que se edificaron los cimientos fue sustituido por piedra ostionera –una roca endémica de Cádiz, muy porosa y con restos de conchas– y piedra caliza, dos materiales más humildes. De esta manera, quedó una catedral con una fachada de diversos colores, reflejo de la historia de su construcción a lo largo de más de un siglo. En noviembre de 1838 la obra finalizó y los gaditanos pudieron, al fin, tener su ansiado templo, reflejo del poder de la ciudad sobre el Atlántico.

Cripta

Foto: Shutterstock

Una cripta bajo el mar

Santa Cruz sobre las Aguas no solo es el gran tesoro artístico de Cádiz, su joya cultural e histórica, sino también un lugar repleto de curiosidades y leyendas. Una de las más admiradas es que la catedral posee una magnífica cripta situada bajo el mar, es decir, por debajo del nivel del agua, en el subsuelo de la edificio.

 

Construida por Vicente Acero entre 1730 y 1732, la cripta sorprende por su bóveda circular prácticamente plana, hecha de piedra ostionera. Algunos aseguran que, al tocar las paredes de la cripta, se pueden sentir la fuerza y el movimiento del oleaje que choca contra el edificio, acariciando las paredes del templo que lleva su nombre. En este espacio, además, están enterrados dos de los gaditanos más ilustres: el compositor Manuel de Falla y el escritor José María Pemán

 

Otro dato curioso de la catedral es que en su interior se guarda la custodia procesional más alta de España (de los siglos XVI y XVII), que pesa más de 390 kg y mide 5,47 metros de altura. Bajo su alto techo también se encuentra el Ecce Homo de la Capilla de San Sebastián, la primera obra documentada de Luisa Roldan, una de las mayores artistas del barroco andaluz. De ahí que visitar Santa Cruz sobre las Aguas sea una oportunidad para descubrir no solo una de las grandes joyas arquitectónicas de Cádiz, sino también rica historia de la ciudad.

 




Source link

Más vistos

Descarga la guía de los Museos
Descarga la guía de los museos militares
Translate »
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x