Montenegro, la sorpresa más exuberante del Adriático


En su expansión medieval, la República Serenísima de Venecia fue moteando el mar Adriático de beldades de piedra que querían ser refugio marinero y puerto comercial, y que con el paso de los siglos se han convertido en uno de los conjuntos más armónicos y hermosos de cuantos esconde el Mediterráneo. A Kotor los venecianos la llamaron Cattaro. Ese nombre se ha quedado en el cajón de las antiguallas, solo rescatado para algunos luminosos de restaurantes y hoteles. En cambio, su manera de bautizar el país –Montenegro– sigue vigente en todo el mundo. Es una traducción de Crna Gora, que significa lo mismo. El porqué de tal nombre se entiende perfectamente al llegar a Kotor. Los feroces Alpes Dináricos son una mole negra veteada de bosques de pinos que se abalanza sobre el mar. Bajo ese monstruo de piedra caliza se arrebuja pequeñita Kotor, la heredera más agraciada del país. 

Seguir viajando

shutterstock



Source link

Más vistos

Descarga la guía de los Museos
Descarga la guía de los museos militares
Translate »
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x