Ocho experiencias de las que solo podrás disfrutar en Puerto Rico


Perderse por el Viejo San Juan

Cierto, no hay nada de novedoso en proponer un paseo por esta ciudad colonial,  instalada sobre un islote y rodeada de fortificaciones. Lo singular está en QUÉ mirar y DÓNDE pasar las horas.

 

Los ineludibles están claros. Son los castillos (San Felipe del Morro), las calles con balcones de forja y patios frescos (Caleta, del Cristo, San Sebastián) y las iglesias (la catedral, el convento de las carmelitas calzadas, la capilla del Santo Cristo). En este callejeo aparecen sorpresas como la fachada de azulejos de la antigua fábrica de sodas Polo Norte, en la calle Tetuán.

Viejo San Juan

Foto: Sandra Martín

Luego la vista se sorprende con los detalles que salen al paso entre una plaza y otra. Como el edificio del Banco Popular (calle Tetuán) un espectacular ejemplo art déco de la época dorada de Puerto Rico (décadas de 1920 y 1930), cuando la caña de azúcar, el ron, el café y el tabaco forjaron fortunas inmensas. Dentro de este templo del capitalismo hay una imagen inesperada: un vitral dedicado al Cordero Pascual. ¿Una metáfora?

Banco Popular de Puerto Rico

Foto: istock

Otro detalle genuino del Viejo San Juan son sus adoquines gris azulados. Fueron fabricados con piedra de Liverpool a finales del siglo XIX y tuvieron que recubrirse con escoria de hierro para que no resbalaran carros y transeúntes cuando llovía.

Seguir viajando



Source link

Más vistos

Descarga la guía de los Museos
Descarga la guía de los museos militares
Translate »
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x